Un momento de la marcha, antes de llegar al Consolat de Mar. | Jaume Morey

La mejora de los datos macroeconómicos no se refleja en el día a día de los ciudadanos de Balears. Así, al menos, lo denunció ayer el PSIB, que ha comenzado su campaña #1anypelcanvi en vistas a las elecciones autonómicas del año pasado. Por la tarde, cerca de 200 personas recorrieron el centro de Palma en el marco de las Marchas de la Dignidad bajo el lema ‘Pan, trabajo y techo para todo el mundo’.

Socialistas, por un lado, y entidades convocantes de la marcha de la tarde, por el otro, se centraron en los colectivos vulnerables y clamaron contra los recortes sociales.

La diputada del PSIB, Conxa Obrador, consideró que los «olvidados» de la recuperación económica son los colectivos más vulnerables. «El Govern de Bauzá ha destruido conscientemente las bases del Estado del bienestar, que protegía los más vulnerables» sentenció, al tiempo que criticó que el PP «ha querido construir un nuevo modelo de sociedad en el que solo los que tienen poder adquisitivo pueden acceder a los servicios esenciales, un hecho que fomenta la desigualdad social». En este sentido, se refirió a las recientes cifras presentadas por Cáritas, que ponen de manifiesto que un 27,3 % de hogares de Balears están en riesgo de exclusión social.

Noticias relacionadas

Por su parte, el portavoz socialista en el Consell de Mallorca, Jaume Garau, criticó que el presupuesto del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) «es de 135 millones y no ha variado desde 2011, mientras que las situaciones sociales de pobreza y desigualdad sí que lo han hecho».

Manifiesto

También el manifiesto que se leyó en la marcha de ayer por la tarde ante el Consolat de Mar incidió en las desigualdades generadas a raíz de los recortes. «Nos oponemos a un sistema, un régimen y unos gobiernos que nos agreden y no nos representan. Exigimos, por tanto, que se marchen. Que se vaya el Govern del PP y, también, todos los gobiernos que recortan derechos sociales básicos, todos los que colaboran con las políticas de la troika», clamaron los manifestantes.