1

El presidente de ERC Mallorca, Joan Lladó, ha criticado hoy que el nuevo rey de España, Felipe VI, «plantea la unidad de España como un dogma de fe y no como una cuestión de urnas y votos».

En un comunicado, Lladó ha declarado que la proclamación de Felipe VI ha sido un «acto de perpetuación de los privilegios, con una puesta en escena ostentosa que ha finalizado con su marcha en el coche que Hitler regaló a Franco».

Lladó ha criticado que el Rey haya pronunciado cinco veces la palabra democracia, con ocasión de su discurso de proclamación en las Cortes, en un acto «fundamentado en su ausencia».

En opinión del político independentista, el futuro de los mallorquines pasa por la constitución de una república independiente con el resto de los Países Catalanes que «sirva para crear un democracia real desde cero, sin pactos con el franquismo ni herencias aristocráticas».