Los sindicatos alertan contra la precariedad de la contratación. | GERMAN G. LAMA

14

Los datos de afiliación a la Seguridad Social de abril y mayo reflejan la recuperación del mercado de trabajo balear y el buen inicio de una temporada turística que se prevé histórica para los beneficios empresariales, pero bastante más precaria para los trabajadores de las Islas.

Así lo denunció ayer el sindicato CCOO, indicando que el peso del trabajo de baja calidad es ya del 57,4 %, 2,2 puntos más que hace un año y que las ocupaciones precarias han colapsado todo el crecimiento de las afiliaciones asalariadas mientras continúa el ajuste de ocupación indefinida a tiempo completo.

Desgranados los datos de afiliación por tipo de contrato, «nos encontramos que en el mes de abril la tendencia de la precarización se consolida», remarca el sindicato.

Afiliaciones

El número de afiliaciones al Régimen General de la Seguridad Social y asociadas a contrato han subido en 13.419, en términos anuales, pero en cambio han bajado en -1.712 las afiliaciones indefinidas a tiempo completo y muchas más afiliaciones precarias. El 40 % del incremento proviene de las afiliaciones fijas discontinuas; el 55 % de afiliaciones de trabajadores temporales y el 6 % de afiliaciones indefinidas a tiempo parcial, según apuntan desde la organización sindical.

Por otra parte, en el mes de mayo se ha batido un nuevo récord de afiliación fija discontinua con 65.457 afiliados, un 8,9 % más que en el mismo mes del año anterior.

Silvia Montejano, secretaria de Ocupación, Formación y Juventud, manifestó ayer que «es cierto que ha aumentado la contratación, pero también lo es que se están firmando contratos de menos de quince días e incluso alguno de un día».

Por su parte, el secretario general de UGT, Manuel Pelarda, afirmó ayer, tras reconocer que es cierto que está aumentando la contratación pero en precario, que el incremento de las afiliaciones fijas discontinuas «no es una buena noticia» puesto que lo que se está consolidando es la transformación de los contratos fijos en fijos discontinuos.

En cuanto a los contratos eventuales Pelarda apuntó que «para que un trabajador pueda trabajar hasta seis meses tiene que estar encadenando un contrato tras otro, sin ninguna garantía de continuidad».