José Luis Meler y Tomás Ferrer, ayer, en rueda de prensa.

1

La fuerte demanda vacacional hacia las Islas ha hecho variar al alza las previsiones de movimiento de tráfico aviones en los aeropuertos de Son Sant Joan, Maó y Eivissa para junio, julio, agosto y septiembre, según señalaron ayer en el Centro de Control de Palma el director de Red de Navegación Aérea y el director regional de Navegación Aérea, José Luis Meler y Tomás Ferrer, respectivamente.

«Se espera un verano lleno de pasajeros y aviones en Balears y, pese a ello, los tiempos medios de demora bajarán respecto a 2013. La previsión era que el tráfico crecerá en torno a un 4 % (ver gráfico adjunto), pero la tendencia positiva que estamos teniendo en junio, hace prever que llegaremos al 7 % de media en resto de meses», apuntó Meler.

Vuelos domésticos

El director de Red añadió que gran parte de este crecimiento de tráfico para la temporada estival, «viene determinado por el incremento de los vuelos domésticos, que en mayo crecieron un 5,1 %, y que para el resto de meses se sitúa en una media del 2 %. Esto, unido al alza del flujo aéreo procedente del Reino Unido, Alemania y países nórdicos, hará que las Islas superen las cifras históricas de movimientos de aviones en una temporada de verano».

El 50 % del tráfico aéreo hacia Balears viene procedente de las islas británicas y el norte de Europa, con 48.000 vuelos anuales en el primer caso y de 83.000 vuelos anuales en el segundo. Las medidas preventivas adoptadas por Navegación Aérea para este verano van a dotar de una mayor capacidad de gestión en los momentos de mayor demanda, tanto en actuaciones en el ámbito técnico-operativo y en el de recursos humanos.

Controladores aéreos

Meler, al respecto, informó que para dar mayor fluidez al tráfico aéreo a lo largo de este año se han formado y habilitado 16 nuevos controladores en el Centro de Control de Palma. Asimismo, para antes de que concluya 2014 está prevista la incorporación de otros 14 controladores, con lo que en el Centro de Control habrá 122 profesionales

En cuanto a la plantilla de la Torre de Control, ésta ha sido reforzada de cara al verano con otros tres nuevos controladores habilitados, respecto a los efectivos con los que se contó el pasado verano, por lo que va estar integrada por 48 técnicos.

A nivel operativo, está previsto el despliegue máximo de sectores aéreos y el desvío de algunos flujos de tráfico por rutas menos congestionadas, todo ello enfocado a dar la máxima calidad este verano y reducir con ello, los tiempos de demora para situarlos en medio minuto.