Pilar Costa, portavos de la ejecutiva del PSIB, durante un acto del partido. | Jaume Morey

11

La portavoz del PSIB, Pilar Costa, ha deseado que la renuncia de Pere Navarro, a seguir liderando el PSC y a ser su primer secretario, suponga un «antes y un después para el socialismo catalán» y que «se abra un proceso para elegir» a un nuevo líder.

En una rueda de prensa, Costa ha mostrado, en nombre del partido, «todo» su respeto para el secretario general de los socialistas en Cataluña y ha dicho que a parte de los malos resultados en las elecciones europeas han pasado «más cosas».

Así, la también diputada del PSIB, ha mencionado las «divergencias internas» dentro del PSC y que se han producido «bajas muy significativas de militantes históricos del partido».

Navarro asumió el cargo de primer secretario en un congreso del PSC en diciembre de 2011 y, tras acumular varios reveses electorales, ha decidido poner punto y final a su etapa al frente del partido.

Tras la última debacle electoral, en las elecciones europeas de mayo, Navarro se propuso recoser el partido introduciendo nuevas caras en la Ejecutiva e intentando un acercamiento a los sectores críticos.

El socialista, que fue alcalde de Terrassa (Barcelona) durante 10 años, quería celebrar un Consejo Nacional para visualizar estos cambios, pero ante la falta de apoyos que ha encontrado, ha decidido dimitir.