PALMA - AUDIENCIA DE JAUME MATAS AL ARQUITECTO SANTIAGO CALATRAVA . MAS FOTOS EN EL DISCO DEL DIA 5-5-2006 | Jaume Morey

2

El juez instructor del 'caso Ópera', una pieza separada en la investigación penal del velódromo Palma Arena, decretó el sobreseimiento provisional para cuatro de los cinco imputados en esta causa.

El archivo parcial afecta al exconseller d'Educació i Cultura Francesc Fiol, al arquitecto Santiago Calatrava, al exsecretario general de esa Conselleria Sebastián Vanrell y al exgerente del Instituto Balear de Infraestructuras y Servicios Educativos y Culturales (Ibisec), Andreu Obrador.

El juez mantiene, no obstante, la imputación del expresidente del Govern Jaume Matas.

En el 'caso Ópera' se investiga la adjudicación 'a dedo' a Calatrava por parte del Govern de Matas del anteproyecto para construir el Palacio de la Ópera en la Bahía de Palma por un importe de 1,2 millones de euros.

La obra nunca llegó a ejecutarse. La Junta Electoral prohibió, incluso, la presentación de la maqueta porque el acto coincidía con las elecciones autonómicas y municipales de 2007. El titular del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, José Castro, señala en su auto que la Abogacía de la Comunitat Autònoma había solicitado el archivo para Fiol, Calatrava, Obrador y Vanrell, mientras que el Ministerio Fiscal solo lo pedía para el exconseller.

Silencio del PP

Con respecto al Partido Popular, «la tercera parte pretendidamente acusadora no ha evacuado ninguno de los trámites», precisa el juez.

Añade que para no otorgar un trato discriminatorio respecto a Fiol, lo que procede es acordar el sobreseimiento de esta pieza separada para los cuatro imputados «sin bien solo provisionalmente», subraya.

Asimismo, cita a Francesc Fiol para que declare en calidad de testigo el 16 de junio. La resolución no es firme, ya que cabe recurso de reforma y apelación ante la Audiencia de Palma. Los hasta ahora imputados en la causa habían defendido la legalidad del expediente de contratación del anteproyecto dirigido por Calatrava, pese a que fue adjudicado sin concurso público, un requisito necesario debido al elevado coste que tuvo para las arcas públicas.

Durante la instrucción de la causa, el juez se inhibió ante el Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) debido a que Fiol, defendido por el abogado Bartomeu Vidal, tenía la condición de aforado.

Calatrava, Fiol, Obrador y Vanrell negaron con rotundidad ante el juez haber cometido irregularidades en la tramitación del expediente.