Imagen de la asamblea de trabajadores de hostelería celebrada esta mañana en Palma. | Xisca Comas Llabrés

UGT y CCOO convocarán concentraciones de protesta para junio ante las sedes de grandes cadenas hoteleras de Balears en el caso de que la negociación del nuevo convenio de hostelería de Baleares continúe estancada a causa de la diferencia de posturas entre sindicatos y patronal.

Esta ha sido una de las iniciativas que se han abordado durante la asamblea que hoy han celebrado Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) para informar a los delegados de estos sindicatos del punto muerto en el que está la negociación del convenio y pedir el respaldo de los trabajadores a las acciones que se barajan para presionar a las patronales.

«El objetivo de la asamblea de hoy era explicar esta cuestión y poner sobre la mesa un calendario de movilizaciones que aún no hemos acordado», ha señalado el secretario general de la Federación de Hostelería de la UGT, Antonio Copete.

El dirigente de UGT ha considerado escasas las posibilidades de que se produzca algún progreso en las reuniones que la mesa técnica tiene previsto mantener en los próximos días, con la mesa general suspendida y cuando persiste el distanciamiento en las posiciones.

Las primeras concentraciones se llevarán a cabo ante las oficinas centrales de las compañías hoteleras Iberostar y Barceló, que según estos sindicatos encabezan la línea dura en las reuniones que hasta ahora han mantenido las dos partes para negociar el convenio.

«El fondo está decidido, es hacer un calendario de movilizaciones ante las grandes empresas hoteleras», ha destacado Copete.

También el secretario general de la Federación de Hostelería de UGT, ha alertado de que el caso de que las acciones de protesta ante las sedes de las mayores compañías no arroje el resultado que los sindicatos persiguen «estaremos abocados a un conflicto».

Por su parte, el secretario general de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO, Ginés Diéz, ha asegurado que las movilizaciones arrancarán con concentraciones manifestaciones ante las sedes de Iberostar y Barceló, para a continuación realizar acciones similares ante otras cadenas hoteleras y empresas.

Diéz ha advertido que «si a mediados de junio el objetivo de llegar a un principio de acuerdo para desatascar el convenio» el sindicato CCOO llamará a una huelga general consensuada con UGT.