En Sineu, presidente y vocal tuvieron que girar sus camisetas.

42

La jornada electoral en la Part Forana se caracterizó por incidencias relacionadas con la camiseta verde de la Plataforma Crida en algunos municipios. En otros, la jornada transcurrió con completa normalidad.

Así, desde el mismo momento en que se abrieron las mesas electorales comenzaron a sucederse incidencias relacionadas con denuncias de los populares contra las camisetas verdes en los colegios electorales.

Marea verde en Sineu

En Sineu, el presidente y el primer vocal de la mesa B del Teleclub, Tomeu Ripoll y Pep Oliver, aceptaron voltear sus camisetas de Crida en cumplimiento de dos resoluciones de la Junta Electoral de Inca que advertía de posibles consecuencias penales en el caso de no acatar las normas. Lo hacían minutos después de que el presidente de la junta local del PP y alcalde de Sineu, Pere Joan Jaume, denunciara los hechos ante la Junta.

Noticias relacionadas

Jaume explicó que «una señora que quería votar en esa mesa decía que para ella eso era increpar y que si no se quitaban la camiseta no votaba». En Inca, una persona denunció en el juzgado que un policía le había impedido acudir a votar a sa Quartera vistiendo camiseta verde.

En sa Pobla, una joven que vestía también la camiseta votó custodiada por la Guardia Civil. En Porto Cristo, la Policía Nacional negó en un principio el derecho a voto a una persona con camiseta verde de la Plataforma Crida. Al solucionarse el malentendido, pudo votar.

En Petra, una apoderada del PSOE tuvo que ponerse la camiseta al revés tras una denuncia del PP. En Puigpunyent, también se generó polémica con las camisetas verdes. La interventora y dos apoderados del PSOE tuvieron que voltearse la camiseta, este incidente provocó un retraso en la apertura del colegio.

En s’Arracó, en Andratx, la apoderada del PSOE también fue instada a quitársela, se la cambió por otra con el nombre de su colegio que tampoco fue aceptada y finalmente se la puso al revés.