El embajador de Estados Unidos, James Costos, y José Ramón Bauzá. | Pere Bota

1

El embajador de Estados Unidos, James Costos, aseguró ayer en Palma -donde participó en la inauguración de una exposición en la Fundació Miró- que «llevo viniendo hace muchos años a España y desde que llegué como embajador -tomó posesión del cargo en agosto de 2013- hemos notado que se está moviendo en la dirección adecuada».

Costos, que no quiso entrar en cuestiones política y se limitó a manifestar que «nos encantaría que la VI Flota viniera más a Palma», señaló que como responsable de la legación norteamericana «es una prioridad la llegada de inversores a España». Durante el breve contacto que mantuvo con los periodistas, James Costos -un experto en márketing de grandes firmas de moda como Tod's o Hermés- destacó que «hace ocho años que venimos a Mallorca -él y su marido, Michael Smith- y nos encanta, tanto en verano como en invierno».

A su llegada, el president Bauzá y el embajador se fundieron en un cordial abrazo.