Bauzá, sentado, junto a García y Gómez, al inicio de la sesión plenaria de ayer.

Más de la mitad de la facturación de la farmacia del president Bauzá en los últimos años corresponde a recetas de pensionistas, según datos que la Conselleria de Salut ha ido facilitando con cuentagotas al grupo Més. Ayer, el conseller de Salut, Martí Sansaloni aportó un dato más que quedaba pendiente: la facturación referida a 2013. La diputada de Més Fina Santiago la había solicitado hace cuatro meses.

El establecimiento que el president tiene en Marratxí (municipio del que fue alcalde) facturó el año pasado 762.915 euros al IB-Salut en contraprestación por los medicamentos subvencionados. En total, 866.510 euros, de los que un 86 % fueron aportados por el Govern y el 14 % restante fueron abonados directamente por los clientes, según la información que hizo pública el conseller Sansaloni.

Més ha ido acumulando diversa información sobre la botica, toda ella facilitada desde el Ejecutivo. Después de su intervención en el pleno, Fina Santiago recordó la información que ya se había facilitado en el pasado y que incluye la facturación a pensionistas.

Más de la media

Partiendo de este hecho, Més ha construido una teoría que explicaría porqué factura más que la media de las farmacias de Baleares (que se sitúa en 499.400 euros) y su relación con la distribución de medicamentos a pensionistas. Fina Santiago apuntó que, en 2004, Bauzá era concejal de Urbanismo de Marratxí «facilitó la construcción de una residencia para personas mayores con gran dependencia, consumidores habituales de medicamentos, a 500 metros de su farmacia».

Y añadió: «Se hizo después de una modificación de las normas subsidiarias, proponiendo un cambio de modificación del equipamiento docente de uso público para que pasasen a equipamiento asistencial de uso y dominio público».

Desde el PP no se quiso hacer ayer ningún comentario sobre este asunto. «Ya estamos acostumbrados, no es la primera vez que se lo hemos oído y no hay nada nuevo que añadir, salvo que sólo se busca dañar la imagen del president», explicaron a Ultima Hora.

Previamente, durante su intervención en el Parlament, el conseller Sansaloni también utilizó el mismo argumento: que la oposición sólo buscaba dañar la imagen del president.

El president Bauzá coincidió ayer brevemente en los pasillos del Parlament con Fina Santiago. Mientras hablaba con informadores le dijo «Bueno, ya tenéis lo que queríais. De todos modos, lo hubiérais tenido igual ya que dentro de poco volveré a presentar mi declaración de renta en el Parlament».

Tanto Més como el PSIB tienen una explicación al hecho de que año a año descienda la facturación de la botica: el copago de medicamentos y que ahora las farmacias facturen menos al IB-Salut por los medicamentos de pensionistas ya que antes tenían subvencionado el cien por cien.

Al margen de el debate parlamentario por la farmacia, el TSJB tiene que resolver un contencioso sobre si Bauzá es incompatible para ser president al mantener la titularidad de la botica.