La petición de diálogo ha sido una constante durante todo el curso. | Gemma Andreu

7

El PP apoyará la mayor parte de los puntos de la moción socialista sobre el aprendizaje de lenguas en Balears al entender que estos «contienen nuestro discurso» y representan la postura de los 'populares'. Así lo avanzó ayer la portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, quien consideró que «se entiende poco» que el PSIB «sea tan radical» y luego presente esta moción. Por ello, calificó de «artificial, exagerada y de espaldas a lo que piden los ciudadanos» la polémica que ha existido en torno al Decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL).

De todos modos, el debate parlamentario sobre educación está servido. La secretaria general del PSIB, Francina Armengol, exigió ayer al president Bauzá que convoque con carácter «inmediato» a la comunidad educativa para preparar el próximo curso, después de que el actual «ya esté perdido».

Orden del TIL

Por parte de Més, su portavoz parlamentario, Biel Barceló, criticó que la nueva orden del TIL llega «una vez más tarde y de manera improvisada», por lo que «los centros tendrán que ir con la lengua fuera para organizarse y poder aplicarlo».

También las asociaciones de directores de Primaria y Secundaria mostraron su malestar en relación a la orden del TIL. Consideran que «no tiene en cuenta las aportaciones y opiniones manifestadas a lo largo del curso por parte de los profesionales del sector» y lamentan que se haya continuado con una orden que «surgió sin consenso ni diálogo y que supondrá un grave perjuicio para la educación de Balears». Así, instan una vez más a la Conselleria que dirige Joana Maria Camps a dialogar con la comunidad educativa.

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) de Mallorca cargó contra la Conselleria de Educació porque opina que la orden de aplicación del TIL obligará a los centros a presentar con premura sus proyectos lingüísticos para el próximo curso.