Antonio Gómez. en una imagen de archivo. | Joan Torres

15

El vicepresidente y conseller de Presidencia, Antonio Gómez, ha asegurado este martes que la Ley de Símbolos «se está aplicando con absoluta normalidad» en Baleares y ha explicado que el decreto que desarrolla esta normativa se ha decidido «aparcar» para que, así, transcurra más tiempo y el Govern cuente con «más información» para que «el decreto de desarrollo atienda mejor a la intención de la Ley».

Así se ha pronunciado Gómez en el pleno del Parlament, donde ha contestado a varias preguntas sobre este decreto y donde también ha explicado que, si bien en un primer momento el Govern decidió iniciar el desarrollo complementario de la Ley, posteriormente, viendo que se aplica con normalidad, han optado por «paralizar o aparcar» el decreto para que pase más tiempo y disponer de más información.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la Ley de Símbolos busca que en los inmuebles de las islas en los que se ofrece un servicio público a los ciudadanos, «no se haga política» puesto que se trata de unos edificios donde la población acude a recibir un servicio público «y la administración tiene la obligación de ser neutral».

Así, ha destacado que el Ejecutivo balear no pretende impedir la libertad de expresión, «sino que ésta se desarrolle en espacios sin connotación política», así como que haya una mayor seguridad jurídica y se garanticen los derechos de los ciudadanos.