Imagen de archivo de la consellera Núria Riera y el director general Antoni Mesquida. | Michel's

2

Los sindicatos CCOO, UGT y STEI-i acusaron ayer a la consellera d'Administracions Públiques, Núria Riera, de hacer un 'paripé' con la tramitación de la Llei de Funció Pública.

La Mesa General de Negociació dels Empleats Públics de l'Administració de la Comunitat Autònoma había sido convocada, ayer por la mañana, para estudiar el anteproyecto de la nueva Llei de Funció Pública, a pesar de que los sindicatos habían pedido previamente que la reunión se llevara acabo hasta que las mesas técnicas no hayan concluido su trabajo.

Las organizaciones sindicales acudieron a la mesa, a la que asistió el director general de Funció Pública, Antoni Mesquida, y pidieron que se anulara la reunión y que se les convoque «en tiempo y forma» y la mesa fue suspendida.

Antoni Baos (CCOO) indicó ayer que «las mesas técnicas no están dando ningún fruto en la parte social y laboral que representamos» y exigió que «la Administración reconsidere el proceso y que entre realmente en los temas que son de interés público y general».

Jordi Crehuet (UGT) indicó que «el grupo de trabajo no ha terminado todavía de estudiar el borrador» y argumentó que no entendía las prisas de la consellera.

Por su parte Miquel Gelabert (STEI-i) indicó ayer que «no entendemos el 'paripé' que nos están haciendo».

Desde Funció Pública negaron que hubiera ningún tipo de conficto con los sindicatos y apuntaron que se trata de una ley nueva y consensuada.

Nivel 33

Por otra parte, el PP votó ayer en contra en el Parlament de la propuesta presentada por el PSIB de eliminación del nivel 33, el complemento retributivo que reciben los funcionarios que han ocupado cargos políticos durante dos años, y lamentó que se aplicara en tiempos de crisis.