Imagen de archivo de alumnos en clase, en un centro educativo de Palma.

1

Los centros educativos todavía no han comenzado a planificar y elaborar el proyecto lingüístico que deberán aplicar el próximo curso en los niveles en que se implantará el Tratamiento Integrado de Lenguas. La razón es que como todavía no se ha aprobado la orden de desarrollo del TIL «no sabemos a qué atenernos, ni hasta qué día tenemos para elaborar los proyectos», reconoció ayer el presidente de la Asociación de directores de Secundaria de Mallorca, Antoni Morante. Éste criticó que, como el año pasado, «volvemos a estar en una situación de improvisación, indefinición y con la sensación de ir a salto de mata».

Los centros deberán elaborar nuevos proyectos que incorporen, si se quiere, la flexibilización del TIL en Secundaria que anunció la Conselleria d'Educació el mes pasado (en lugar de impartirse como mínimo tres asignaturas en inglés bastará que se impartan dos materias), cuando dio a conocer un pacto con Escola Catòlica.

«Además, sería conveniente -reconoció Morante- hacer una planificación más completa, para todos los cursos». «Al final tendremos que hacerlos deprisa y corriendo, pero no nos dejan otra opción, porque ahora no sabemos en base a qué realizar los proyectos, hasta que no se apruebe la orden no podemos empezar», lamentó. El primer borrador de la orden del TIL establecía que ayer era el último día para la presentación de los proyectos lingüísticos, pero esta fecha ya se rectificó y a día de hoy los centros desconocen cuál es el día límite.

Perera

Los directores tampoco saben la razón del retraso en la aprobación de la orden, después de que el pasado 21 de marzo, hace casi un mes, la Conselleria d'Educació rectificara y anunciara que aceptaba flexibilizar la aplicación del TIL y su pacto con la patronal mayoritaria.

Esta orden, modificada después del mencionado acuerdo, debe pasar por el Consell Consultiu de Balears, pero ayer mismo su presidente, Rafael Perera, dijo no tener constancia de que esta norma haya entrado en el órgano de consulta.