Previous Next
4

El último día de la Semana Santa de 1931 se presentaron las candidaturas municipales que, días después, el 12 de abril, se votaron en las elecciones que trajeron la Segunda República el 14 de abril de ese año.

Ochenta y tres años después, esta vez al inicio de la Semana Santa, más de un centenar de personas -y menos de 170- recordaron entre banderas tricolores (roja, amarilla y morada) y esteladas que fue aquella República la que puso las bases para algunas de las conquistas que hoy están en cuestión. La concentración, que tuvo lugar en la Plaça d'Espanya, había sido organizada por la Assemblea Republicana de Mallorca, que promueve una suerte de proceso constituyente que traerá «la tercera», pero contó con el apoyo de todo el abanico político de izquierdas. El PSIB estuvo ampliamente representado pese a que casi todos los discursos criticaron el sistema bipatidista actual.

Las intervenciones

Miquel Mascaró, de la Unión Cívica por la República (UCR), fue el primero en intervenir. Recordó «aquel día grande» del 31 y recordó los años de la guerra y a quienes murieron «por defender derechos que ahora tenemos y nos quieren quitar».

Después intervino el sindicalista Jaume Bueno, que dijo que «hace falta una república federal». Maria Antonia Oliver, presidenta de la asociación Memoria de Mallorca, cerró el acto, también con el recuerdo de los desaparecidos. Antes, Isidre Forteza, activista antifranquista, pronosticó que «la república llegará».