El nuevo texto de la Ley de Función Pública, además de la colocación de cualquier tipo de símbolo en las fachadas de los bienes públicos, también regula la «utilización no autorizada de estos bienes». | jcarrillo

45

El Govern incorpora más prohibiciones de las que establece la Ley de Símbolos a través de la nueva regulación sobre la función pública. El borrador del proyecto de ley, que en estos momentos se encuentra en fase de exposición pública, introduce cambios en la Ley de Símbolos ya que recupera el texto del proyecto de ley original.

Sin embargo, todo se debe a un fallo. El Ejecutivo asegura que se trata de un error y que el texto que incorpora el borrador no es el que aprobó el Parlament, sino el que salió del Consell de Govern, que después fue modificado en la cámara legislativa.

El borrador incluye, por ello, una nueva prohibición, que afecta al uso no autorizado de los edificios públicos. El texto que aprobó el Parlament considera una falta grave «el uso o colocación en los bienes inmuebles o muebles afectos a los servicios públicos (...) de símbolos no permitidos o no autorizados».

El cambio

El borrador de la nueva Ley de Función Pública lo modifica en el artículo 205 y considera además una falta grave «el uso no autorizado de los bienes públicos». Es decir, que el nuevo redactado de la ley, tal y como está, abre la puerta a que se prohiban además pancartas o adornos del edificio no autorizados, como el que muestra la imagen.

El director general de Funció Pública, Antoni Mesquida, insistió en que se trata de un error y anunció que el texto se modificará en la fase de exposición pública, en cuanto sea posible «No hay voluntad de introducir más prohibiciones y no ha habido ninguna instrucción al respecto. Ha sido un error de copiar un texto incorrecto», aseguró.

Noticias relacionadas

Pero los representantes de la oposición no lo ven así y aseguran que el nuevo texto va en plena coincidencia con el Decreto de Símbolos, que es mucho más restrictivo que la ley que en su día aprobó el Parlament.

Inseguridad

El diputado de Més Nel Martí recordó que el proyecto de Ley de Función Pública modifica la Ley de Símbolos que a su vez ya modificó la vigente Ley de Función Pública, hecho que calificó de «bucle de inseguridad jurídica».

Más allá de este problema, lamentó que el Govern se dedique constantemente a aprobar y modificar leyes con el único propósito de incorporar «prohibiciones y censuras» en los centros públicos de Balears.

Para el diputado de Més, esta nueva modificación no se justifica ya que hasta ahora la ley prohibía una cosa, pero ahora aumentarán las prohibiciones. «No es lo mismo un símbolo no autorizado que el uso no autorizado de un bien, que es lo que se regula ahora», afirmó.

De hecho, la Ley de Símbolos apenas lleva mes y medio en funcionamiento ya que entró en vigor el pasado 20 de enero. La mayor parte de los centros escolares que tenían colgado los lazos con la bandera cuatribarrada los retiraron antes de que entrara en vigor la ley, aunque algunos sortearon su cumplimiento con la instalación de flores o guirnaldas con los colores del lazo cuatribarrado.