Imagen de archivo de los representantes del comité de empresa de la EMT. | T. Ayuga

6

La dirección de la EMT ha rechazado que los cargos de confianza, que no hayan entrado por concurso oposición, cesen cuando lo hagan los políticos que los han nombrado. El presidente del comité de empresa de la EMT, Andrés Rodríguez, denunció que esto supone una acumulación de altos cargos a medida que se van produciendo los cambios de gobierno. Añadió que la EMT y Emaya son los únicos departamentos municipales en los que los cargos de confianza no cesan con el político.

Estas acusaciones fueron rechazadas por el presidente de la EMT, Gabriel Vallejo, que aseguró que no se realizan nuevos nombramientos, salvo que se produzcan bajas. «No son políticos, se les contrata por su curriculum y experiencia», espetó. En este sentido, explicó que el director de Recursos Humanos y el de Operaciones han sido nombrados por cambio de plazas. Además, adelantó que recientemente han nombrado a un jefe de mantenimiento y otro de servicios jurídicos por promoción interna. El presidente de la EMT justificó el rechazo a la propuesta sindical para no «descabezar la empresa».

La oposición sí apoya la petición realizada por el comité de empresa, en el marco de las negociaciones del convenio colectivo. «Si no es por oposición es razonable que cesen», manifestó el socialista José Hila. El portavoz de Més, Antoni Verger, manifestó que ha llegado el momento de «cambiar estas prácticas; la designaciones directas tienen que cesar cuando el político».