0

Los hospitales públicos de las Islas atendieron 1.168 urgencias cada día en 2013, un 1,44 % más que el año anterior pasando de 420.298 a 426.369. El número de pacientes que acudió a urgencias y fue ingresado representa el 12,7 %, cifra ligeramente inferior a la registrada en 2012.

Así lo explicó ayer el conseller de Salut, Martí Sansaloni, acompañado por el director general del IB-Salut, Miquel Tomàs, en la presentación del balance de actividad asistencial del IB-Salut de 2013.

Récord

Los especialistas del IB-Salut realizaron el año pasado un total de 59.625 operaciones quirúrgicas programadas y urgentes, lo que supone un aumento del 12 % respecto al año anterior y un récord histórico en cuanto a las intervenciones en los hospitales públicos.

Desde el segundo semestre de 2011 y durante los años 2012 y 2013 no se ha pagado ninguna hora extraordinaria (peonadas) para realizar operaciones quirúrgicas a «diferencia de años anteriores», afirmó Sansaloni.

El aumento de la actividad quirúrgica programada responde a «un mejor rendimiento» de los quirófanos y a «un mayor compromiso» de los profesionales de la sanidad pública, según destacó el conseller.

Por otra parte, Sansaloni reconoció que el principal problema que tiene actualmente la sanidad pública es «rebajar las excesivas demoras» en algunas intervenciones quirúrgicas programadas.

El porcentaje de ocupación de los hospitales fue del 81,2 %, ligeramente superior al registrado el año anterior, 77,9 %.

Por lo que hace referencia a la consultas con el especialista, durante el año pasado se realizaron 1.331.687, un 5,08 % más que el año anterior.

La actividad de las pruebas radiológicas aumentó el año 2013, sobretodo por lo que hace referencia a las resonancias magnéticas de las que se realizaron 33.036, un 25,7 % más que en 2012, pero si que bajaron las ecografías 81.977 (- 2,63 %).