35

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, agitó ayer aún más el debate sobre las prospecciones que marca estos días la agenda política balear, al vincular el petróleo con la mejora de la competitividad. PSIB y Més reaccionaron de inmediato y lo entendieron como una desautorización al president Bauzá, el PP balear insistió en que no han cambiado de postura y que se oponen a los sondeos sísmicos en el mar balear. El próximo martes se discutirá una moción socialista en el Parlament.

Todo comenzó con una de sus intervenciones en el debate de la nación, concretamente la respuesta de Rajoy a un diputado canario que le preguntó sobre las prospecciones.

Rajoy justificó las prospecciones petrolíferas siempre que superen los «rigurosos» trámites a los que están obligadas para conseguir los permisos tanto de investigación previa como de posterior explotación.

Tras recordar que España es un país «pobre en hidrocarburos» y que tiene la balanza energética más deficitaria de toda Europa, Rajoy explicó que eso conlleva una energía muy cara que afecta a la competitividad de la economía canaria y de toda España.

El presidente del Gobierno comentó que desde hace unos años , las nuevas tecnologías permiten explorar y explotar de forma rentable nuevo tipos de yacimientos, y que todos los gobiernos han dado autorizaciones para la investigación de hidrocarburos.

Una voz propia

Vicenç Thomàs (PSIB) y Biel Barceló (Més) interpretaron las palabras de Rajoy como un nuevo ‘desaire’ al president Bauzá y a la estrategia contraria a las prospecciones que exhibe el PP en las Islas.

Thomàs dijo que, el próximo martes, los ‘populares’ tendrán una buena ocasión en el Parlament para «pasar de las palabras a los hechos» y apoyar la vía juidicial.

Según Thomàs, las declaraciones de Rajoy demuestran que «se ha unido a la línea argumental del ministro Soria, favorable a las prospecciones.

Biel Barceló (Més) también reclamó a Bauzá que optara «ya» por la vía judicial. Dijo que «tiene que poner el mismo empeño cuando recurre al Supremo para defender la subida de sueldo de sus colaboradores».

Barceló aprovechó lo ocurrido ayer (Rajoy respondió a un diputado del grupo Nueva Canarias) para insistir en la necesidad de «contar con una voz propia de Balears en el Congreso, diferente de la del PP y PSOE» que, dijo, defendieron por igual la búsqueda de petróleo en el mar de Balears. Mabel Cabrer (PP) reiteró la oposicón de su partido a las prospecciones. De Rajoy, destacó que había insistido en que no se haría nada con informes medioambientales en contra. Dijo que acudirían a los tribunales si los informes mediambientales son favorables.

Por su parte, el ministro Soria aseguró que él únicamente va a responder «de las que haya autorizado como ministro». El ministro, según Europa Press, aseguró que los procedimientos técnicos que se utilizan en España son «mucho más estrictos» que en Reino Unido, Noruega o Canadá, países a los que Rajoy había aludido.