Previous Next
1

El Govern y Projecte Jove colaboran, por segundo año consecutivo, en un programa de tratamiento de deshabituación del consumo de drogas para jóvenes con medidas judiciales.

Así lo explicó ayer la consellera de Família i Serveis Socials, Sandra Fernández, tras la firma de un convenio para asegurar, durante 2014, el mantenimiento del servicio de residencia que dispone de siete plazas destinadas a jóvenes de ambos sexos, de 14 a 21 años, con problemas de drogodependencias y judiciales, la mayoría de ellos condenados por robos con violencia.

Fernández, que visitó las instalaciones de la residencia ubicadas en la sede central de Projecte Home en sa Vileta en la que los jóvenes residen y reciben formación, indicó que este programa, durante su primer año de vigencia alcanzó una tasa de efectividad del 62,5 % y se beneficiaron del mismo ocho jóvenes que están consiguiendo reisertarse socialmente.

La Conselleria aporta 112.000 euros para el mantenimiento de las siete plazas residenciales.

De conformidad con el acuerdo suscrito ayer por la presidenta de la Fundació Institut Socioeducatiu Estel, Apol.lònia Socias y el presidente de Projecte Home, Tomeu Català, al piso de la Fundació Projecte Jove podrán ser derivados los jóvenes que cumplan medidas de internamiento en régimen abierto o semiabierto y que tengan problemas de adicciones.

Por su parte, Marcos Campoy, director de Projecte Jove, explicó que la mayoría de los jóvenes tienen problemas de exceso de consumo de cannabis y medidas judiciales por robos.