12

Baleares era la comunidad con menor pobreza económica en 2007, mientras que en 2011 se sitúa entre las cinco primeras, según los datos del último número de Papeles de Economía Española, editado por la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).

En concreto, el informe detalla que la caída acumulada del PIB se sitúa en el 5 por ciento y la destrucción de empleo en el 10 por ciento, mientras que la tasa de paro aumenta desde el 8 por ciento al 21 por ciento de la población activa. Así, Balears contaba antes de la crisis con un índice de desarrollo humano similar a la media española.

Sin embargo, en el intervalo de tiempo que va de 2007 a 2011 Balears es una de las comunidades que sufre un mayor deterioro en dicho índice, motivado por una fuerte caída de la renta, el gasto familiar y un importante crecimiento de la desigualdad.

A su vez, el índice de pobreza económica crece más que en ninguna otra región, tanto por el aumento de la brecha de pobreza como por el deterioro del mercado de trabajo y la intensidad con que se ha manifestado el paro de larga duración.

Datos nacionales

Por comunidades, los datos señalan que País Vasco, Madrid, Navarra y Castilla y León son las comunidades menos afectadas por los efectos de la crisis, mientras que la Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia son las más castigadas por la recesión.

El estudio también señala que la crisis apenas ha afectado a la ordenación de las regiones por renta per cápita. Así, País Vasco, Madrid, Navarra, Cataluña, Aragón y La Rioja son las que tienen mayor nivel de renta por habitante, y Extremadura, Andalucía, Melilla, Castilla-La Mancha y Murcia, las que menos.

Asimismo, el informe apunta que sólo seis comunidades (Cantabria, Castilla-La Mancha, La Rioja, Asturias y Andalucía) han registrado incrementos en el índice de desarrollo humano entre 2006 y 2011, frente al resto, que ha experimentado retrocesos.

Finalmente, el índice de pobreza material se redujo únicamente en Extremadura, País Vasco, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Asturias entre 2008 y 2011, mientras que la media nacional del indicador de pobreza económica se ha disparado un 138 por ciento en el mismo periodo.

Factor territorial

El coordinador del estudio, Eduardo Bandrés, ha destacado que el factor territorial «es un factor relevante que explica las diferencias entre las comunidades autónomas», y ha señalado que las condiciones de partida entre ellas no eran las mismas y las políticas impulsadas no tiene los mismos efectos.

En concreto, Bandrés ha explicado que aquellas regiones que tienen más sincronía con el conjunto de la economía nacional son las que mejor han transitado por los años de crisis. Por el contrario, hay otras que tienen problemas estructurales de fondo que requerirían un tratamiento singular y un tipo de políticas algo más complementarias.

De la misma forma, Bandrés ha subrayado la relación positiva entre educación y empleo y ha recalcado que «allí donde hay mejores dotaciones de educación hay más probabilidad de participar en el mercado de trabajo, de encontrar empleo e incluso de tener un salario más alto».

Por su parte, el director general de Funcas, Carlos Ocaña, ha expresado que la salida de la crisis será diversificada y no habrá un único sector que actúe como sector milagro que lidere la recuperación, sino que habrá toda una variedad de acciones y de sectores que tiren de la economía, y de distintas políticas públicas que ayuden a esta recuperación.