Joana Maria Camps, durante una intervención en el pleno de esta mañana. | Joan Torres

6

Tanto el PSIB como MÉS han acusado hoy a la consellera de Educació, Joana Maria Camps, de prevaricar al instar la apertura de expedientes disciplinarios a directores de centros de enseñanza disconformes con la imposición del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL).

El diputado nacionalista Nel Martí ha afirmado que los expedientes a tres directores de institutos de Mahón y al director del centro de Secundaria de Marratxí son «un acto de prevaricación en toda regla» que constituye «una auténtica caza de brujas» contra los docentes críticos con la política del Govern.

La diputada socialista Conxa Obrador ha incidido en que los procesos sancionadores se han adoptado de forma injusta y ha acusado a Camps de convertir su departamento en «una comisaría».

En respuesta, la consellera de Educació ha acusado a la oposición de fomentar la crispación con un «discurso fanático» y ha asegurado que el Govern «no cerrará los ojos» ante las denuncias de vulneración de los derechos de los alumnos durante la huelga educativa contra el TIL.

Noticias relacionadas