Los académicos, con la presidenta del Parlament y la consellera d'Administracions. | Pere Bota

1

El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Antoni Terrasa, tomó ayer posesión de un puesto como académico de número en la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Balears. El nuevo miembro del organismo agradeció el nombramiento en un acto en el que pronunció su discurso de ingreso: Competencia sobre las cuestiones prejudiciales del proceso penal. (Sustrato material y límites constitucionales) . Terrasa ocupa la plaza dejada vacante en la institución por el también magistrado del TSJB Francisco Javier Muñoz por motivos de salud. En su intervención, el nuevo académico quiso quitar importancia a lo «subjetivo» del hecho de que él haya sido nombrado para resaltar la importancia de la Academia y comprometerse con sus actividades.

El presidente de la academia, Miquel Masot, alabó el prestigio como jurista de Terrasa.

Al acto, asistieron, además del resto de académicos, la presidenta del Parlament, Margalida Duran; la consellera de Administraciones Pública, Nuria Riera; el presidente de la Audiencia, Carlos Gómez; el juez decano, Francisco Martínez Espinosa; el presidente del Colegio de Abogados, Martín Aleñar; el fiscal superior, Bartomeu Barceló, y una nutrida representación de magistrados, fiscales y abogados.