La líder del PSIB-PSOE, Francina Armengol, abrió con su intervención el Consell Polític de los socialistas. | M. À. Cañellas

20

«No dirán que no los representamos, los ciudadanos no lo dirán», así de contundente se mostró a primera hora de ayer la secretaria general de los socialistas en Balears durante la reunión del Consejo Político, el primero de 2014, que acordó la elección del candidato socialista a la Presidencia de Balears a través de un proceso de primarias abiertas a la ciudadanía.

En el encaje del intenso calendario político de 2014, los socialistas no concretan fecha, si bien las posibilidades se encuentran entre las elecciones europeas del 25 de mayo y las primarias del PSOE en noviembre: «Será en otoño, pero no podemos asegurar que será en septiembre», dijo Pilar Costa, portavoz del PSIB-PSOE. Los candidatos deberán contar con un porcentaje de avales «entre el 10 y el 20 %». Las primarias «no eligen de forma directa ya que no tenemos un sistema presidencialista», aclaró Costa.

Manifiesto

Desde el PSIB tampoco concretaron los puntos del manifiesto progresista que deberán firmar los participantes en las primarias «que lo determinará el PSOE», ni como filtrar la entrada de topos en la convocatoria electoral.

Lo que sí dejaron claro es que los votantes deberán pagar «de forma simbólica» dos euros.

El máximo órgano del partido también aprobó ayer una resolución sobre el anteproyecto de Ley del aborto para exigir su retirada, la resolución de un nuevo Régimen Especial para Balears y la puesta en marcha de la Comisión para la Rehabilitación de la Platja de Palma, paralizada desde la llegada de Bauzá.