Un momento del pleno de esta mañana. | Joan Torres

7

El PP dio ayer el visto bueno inicial a los Presupuestos del Consell para el año que viene sin aprobar ninguna de las casi 80 enmiendas que presentaron los partidos de la oposición. De hecho, el gobierno insular aceptó una enmienda: la única que presentó el PP.

No hubo, por tanto, posibilidad de aumentar el dinero asignado a los servicios sociales, como pedía Més.

Can Domenge

Tampoco se aprobó que los dos millones de euros recuperados de Can Domenge se metan en la caja general para destinar este dinero a las personas más desfavorecidas, como pedía el PSIB en cumplimiento de un acuerdo de pleno.
La consellera d’Hisenda, Margalida Roig, explicó que los informes técnicos aseguran que este dinero, que se cobró en 2013, no se puede incluir en el Presupuesto de 2014. Negó, en cualquier caso, que se incumpla un acuerdo de pleno ya que la decisión que se tomó afecta al dinero que se recupere a partir de ahora.

La consellera criticó que Més pretendiera reducir el dinero destinado a la tercera edad para dar una subvención de 250.000 euros a la Obra Cultural Balear, a lo que Joan Font, portavoz de los ecosoberanistas, respondió que a su formación le consta que sobre dinero de la partida de tercera edad.

Por lo que respecta a las enmiendas del PSIB, Roig aseguró que la propuesta socialista de aumentar los ingresos era «temeraria» e «imprudente» ya que la llegada de dinero no estaba garantizada.

Irreales

Rosario Sánchez, en nombre del PSIB, contestó que lo que no está asegurado es que verdaderamente llegue el dinero presupuestado ya que no está claro que el Consell pueda acogerse a un nuevo préstamo de 14 millones o logre vender el edificio de Carreteras por tres millones.