CCOO ha denunciado hoy que el Ayuntamiento de Palma ordenó a mediados del mes pasado a los trabajadores de los Servicios Sociales que denegasen cualquier ayuda de urgencia solicitada por personas sin recursos entre el 19 de diciembre y el 7 de enero.

Según la sección sindical de CCOO en Cort, los responsables municipales ordenaron a los trabajadores sociales que no atendiesen ninguna solicitud de personas que reclamasen ayuda urgente para alimentarse o para mantener su vivienda porque la institución no tiene dinero con el que afrontar esos gastos.

«A personas que no tenían nada para comer no se les ha podido dar dinero, ni tampoco se les ha podido aplicar ninguna otra solución alternativa», indica el sindicato en un comunicado.

CCOO asegura que han sido denegadas peticiones de familias pobres para comprar leche para bebés y no se han pagado ayudas ya tramitadas para el abono de alquileres pese a que los solicitantes tenían la amenaza de ser echados a la calle.

El sindicato «considera indignante que se haya producido esta situación» en plenas navidades y critica la «falta de transparencia» en el área de Servicios Sociales de Palma desde que asumió la responsabilidad la concejala Ana Ferriol.

«Exigimos que se soluciones el problema de las urgencias y que se planifiquen los servicios para que no se vuelva a producir esta situación», concluye CCOO.