Algunos de los participantes momentos después de comenzar la prueba. | M. À. Cañellas

15

Con un minuto de silencio se rindió ayer en Cort un homenaje a la mujer asesinada por su expareja el sábado en la localidad madrileña de Torrelaguna. Los cerca de 2.000 participantes en la III Nordic Walking contra la violencia de género mostraron así su repulsa por el crimen.

La marcha, no competitiva, salió a las once de la mañana de Cort rumbo al Aquarium de Palma. El teniente de alcalde de Cultura i Esports, Fernando Gilet, (dorsal 0001) y la regidora de Benestar Social i Igualtat, Ana Ferriol, (dorsal 0002) dieron la salida.

Poco antes, el presentador del acto, Víctor Gistau; Leda Turitich, de Atenció Ciutadana, y Xisco Roman (de Homes Igualitaris), dieron paso a la lectura al manifiesto Pacte Palma contra la violencia de género.
En esta tercera edición se repartieron 290 bastones a aquellas personas que donaron 5 euros al proyecto ‘Temps per a tu’ de Creu Roja.