Una cámara de la desaparecida Televisió de Mallorca. | T. Ayuga

28

Diez exdirectivos de Radio Televisió de Mallorca (RTVM) han sido inhabilitados durante dos años y tendrán que responder con su patrimonio de forma solidaria del 5 % del déficit que acumula el ente en el proceso concursal, según la sentencia dictada por el titular del Juzgado de lo Mercantil 1 de Palma, Víctor Fernández.

El juez declara el concurso culpable por haber sido presentado en enero de 2012, fuera de plazo, según la sentencia. La Fiscalía también pedía la condena de los exresponsables políticos del ente.

La resolución considera responsables de la insolvencia de RTVM a la exsecretaria técnica de Urbanismo y Territorio Catalina Terrasa; el exdirector general de RTVM José Manuel Carrillo; el exdirector insular de Hacienda Rafael Pons; el de Residuos, Antoni Serra; la exsecretaria técnica Joaquina Ibáñez; el exsecretario de Presidencia Miquel Barceló; la exdirectora insular de Presidencia Neus Salas; los exrepresentantes del PSIB Francesc Ramis y Lluís Socías, y del PSM Andreu Caballero. RTVM fue condenada a pagar a 7.767.837 euros a Tema Concesionaria, filial de FCC, por la compra y habilitación de la finca de Son Puig para que acogiera la sede del ente, que nunca llegó a ocupar. El saldo pendiente de pago a proveedores por parte del ente ascendía a 1.326.298 euros.

Los ahora condenados argumentaron en el proceso que RTVM no era insolvente y aportaron dos balances que reflejaban activos y pasivos muy equilibrados (unos 5,5 millones de euros), pero el juez señala que «la realidad es otra, dado que una cosa es lo que indica la documentación, y otra es la realidad empresarial del día a día».