El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, asiste hoy la WTM. | Fuente: Caib

16

El presidente del Govern ha anunciado hoy en Londres que la compañía inglesa Low Cost Travel, que factura cada año 500 millones de euros, ha decidido trasladar su sede central a Balears.

Bauzá ha realizado este anuncio en el marco de la World Travel Market 2013 que se desarrolla en Londres, donde ha constatado la confianza del mercado británico en las Islas, que prevé un aumento del 10 % para la próxima temporada turística.

Actualmente, Low Cost Travel da trabajo a unas 100 personas con su oficina en el Parc Bit, informa el Govern.

El presidente balear ha destacado en la feria turística los efectos de «los cambios estructurales impulsados» por el Govern, como consecuencia del impulso de la ley general turística y otras normativas que «generan confianza en los operadores turísticos».

En Londres, el presidente Bauzá ha tenido conocimiento de que los mayoristas turísticos continuarán invirtiendo el próximo año en Balears, como resultado de la seguridad jurídica de las islas.

Noticias relacionadas

Tourism Intelligence Escaparate

En el marco de la World Travel Market, el presidente ha presentado el proyecto «Tourism Intelligence Escaparate (TIE)», que pone al alcance de los últimos dispositivos tecnológicos toda la oferta turística de Baleares y da un protagonismo exclusivo a las pantallas digitales, tabletas, códigos QR o TAG.

El primer paso para poner en marcha el proyecto TIE ha sido la creación de la Oficina Turística Virtual, que permite al turista, mediante las pantallas digitales interactivas con tecnología Pixel Sense, informarse, experimentar y decidir sobre su futuro viaje, con la persona interesada puede llevarse enviarse a su correo electrónico o en una llave USB toda la información disponible.

Hasta el momento, se han volcado en la plataforma 2.297 recursos turísticos (1.497 en Mallorca; 343 en Menorca; 375 en Ibiza y 82 en Formentera), así como 1.389 empresas de alojamiento (838 de Mallorca; 163 de Menorca; 291 de Ibiza y 92 de Formentera).

El segundo elemento del proyecto es el túnel de experiencias, que permite captar la atención por medio de una visita virtual de imágenes en 360 grados para el destino turístico y que utiliza el dispositivo kinect para interactuar con el visitante utilizando gestos y movimientos de nuestro cuerpo.