17

El diputado autonómico del Partido Popular, Antoni Camps, ha denunciado hoy que es blanco de una «persecución disparatada» por parte de los docentes que han emprendido acciones judiciales contra él por un artículo de opinión sobre el la huelga de profesores publicado en Última Hora Menorca.

Según Camps la querella de los profesores del IES Joan Ramis i Ramis de Maó por oponerse en ese artículo a las protestas contra el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), sólo pretende «tapar la boca a quien piensa diferente de ellos. Es un aviso a navegantes que pretende intimidar y atemorizar».

Camps ha asegurado que por esta razón no sólo no se arrepiente de lo que escribió en su día «sino que me reafirmo aún más. Si lo volviera a redactar diría otra vez lo mismo e incluso más claro».

El diputado popular señaló en el artículo que motivó la polémica que «sabremos con nombres y apellidos quienes están preocupados por el futuro de nuestros hijos, y quienes, por el contrario, juegan con los alumnos para conseguir objetivos políticos». Para los docentes lo escrito por Camps fue una amenaza para crear 'listas negras'.

Con el propósito de formalizar la denuncia contra el diputado Camps los profesores hicieron una suscripción popular mediante la que recaudaron 4.100 euros, 600 euros más de los que precisaban para cursarla.

Camps ha dicho que no da importancia a este hecho y se ha limitado a señalar «que sigan su camino».

Sobres el conflicto educativo, el diputado del PP ha indicado que cree que «un acuerdo global es muy difícil porque hay dos posturas encontradas. Los que defienden el TIL y quienes apoyan la inmersión lingüística en catalán. En estos casos sólo queda aplicar la ley del Parlament y a quien no la cumpla que se le sancione».

En opinión de Camps «no puede ser que un grupo, minoritario o mayoritario, condicione a un Parlamento que es de donde emerge la legalidad. La insumisión no es admisible en un estado de derecho».