El Gobierno ha paralizado el 'proyecto Castor', que permitía el almacenamiento de gas. | Domenech Castell

1

Los movimientos sísmicos que se están multiplicando en la costa de Tarragona y Castellón no afectarán a Mallorca si se mantienen en los actuales niveles, según asegura Pedro Robledo, del Instituto Geológico de Mallorca.

La repetición de seísmos en los municipios costeros de estas provincias es constante desde hace días, pero de momento se mantienen en niveles bajos de intensidad, lo que descarta por completo la posibilidad de que se produzca un tsunami que afecte a las Islas, según Robledo.

El Instituto Geológico Minero es una de las instituciones que colabora con el Gobierno para dictaminar si los terremotos están relacionados con las inyecciones de gas en la plataforma submarina ubicada a 30 kilómetros de la costa levantina.

El Gobierno ha decidido suspender las inyecciones a este depósito submarino, conocido como el 'proyecto Castor'. El informe se conocerá en breve y determinará si existe esta relación de causa efecto, a la par que realizará un estudio de la intensidad de los movimientos sísmicos.

Robledo señaló que los movimientos detectados hasta la fecha han sido de escasa magnitud, la mayoría se han situado por debajo de 4 en la escala de Ritcher, por lo que no implican peligro para las Islas.

Sólo provocaría consecuencias un terremoto de gran magnitud, cuya consecuencia más que probable sería un posible tsunami que afectaría a las Islas.

Tsunami en 2010

Robledo insistió en que, si bien esta hipótesis no puede descartarse nunca, en estos momentos sería aventurado apuntar esta posibilidad. En cualquier caso, recordó que las Islas ya han sufrido fenómenos de estas características, como el que se produjo hace diez años que afectó seriamente a la bahía de Palma y que estuvo provocado por un terremoto en Argelia.