Fotografía de archivo de Sandra Fernández, Margalida Durán y María Garrido. | Joan Torres

48

Esquerra Unida (EU) ha solicitado este sábado la dimisión de la Defensora del Menor de Baleares, María Garrido, por plantear sanciones para los padres que no lleven a sus hijos al colegio, con motivo de la huelga en la enseñanza pública y concertada por la aplicación del decreto del trilingüismo.

En un comunicado, EU tilda a Garrido de «estómago agradecido al presidente Bauzá» y le he echa en cara que «entre en combate en la guerra contra los docentes que hacen huelga y los padres y madres que la comprenden y apoyan».

En opinión de este partido, a la Defensora del Menorca no le preocupa ni la «intransigencia» del Govern, lo que ha motivado este «conflicto gravísimo que ha impedido el comienzo de las clases en este inicio del curso escolar», y «tampoco» la imposición de un decreto ley ilegal «autoritario e imposible de cumplir».

«Ante las declaraciones aberrantes de Garrido, a EU no le queda otra opción que presentar su dimisión de forma inmediata ya que ha demostrado que no le interesa lo más mínimo los problemas de los menores con su escolarización o con otras cuestiones», se afirma en el comunicado.