14

Guillem Estarellas, el secretario autonómico de Educació, volvió ayer a negar la mayor ante las quejas de confusión de los centros por los decretos lingüísticos que deben aplicar e informó de que «los inspectores comenzarán desde ya a velar porque los proyectos del TIL se lleven a buen término».

«No es verdad que los directores no sepan lo que tienen qué hacer» e, incluso, declaró que «hoy mismo (por ayer) hemos llamado a todos los centros y el 100 por cien nos ha dicho que lo tenían todo controlado». «Saben qué proyecto tienen que poner en marcha, aunque, claro, es una implantación y este primer curso ha de servir para mejorar cualquier desestructuración que pueda haber», dijo.

Aunque después de decir que todos los proyectos están listos y avalados por la Inspección, comentó que «los inspectores han estado pasando por los centros y siguen trabajando en ello».

En cuanto a los proyectos que no han sido aprobados por los consejos escolares, confirmó que se aplicarán y que «son legales todos los proyectos que la inspección educativa ha valorado que son legales».

En el caso de los centros concertados, algunos de ellos cooperativas, que aseveran que sus proyectos están basados en el artículo 20 del anterior decreto del TIL, Estarellas apuntó que «los inspectores se pondrán en contacto con ellos e irán resolviendo cada caso».

El responsable educativo reiteró que el espíritu del TIL es «recuperar un equilibrio lingüístico que habíamos perdido», si bien, matizó que el equilibrio no implica necesariamente un 50 % para catalán y otro 50 % para castellano, una vez descontadas las horas en inglés.

Al respecto de centros en los que el consejo escolar ha rechazo el proyecto del TIL, recordó que «un consejo escolar tiene las competencias educativas que tiene y no puede aprobar nada que vaya contra la ley. Además, el reglamento orgánico de centros, y así lo recoge el decreto ley, establece que el director podrá llevar a cabo el proyecto modificado para adaptarse al TIL».

Por tanto, insistió, «todo el mundo aplicará el TIL y si no la inspección educativa podrá tener un modelo de proyecto para entregar a esos centros».

Estarellas rehusó confirmar que puede haber nuevas sanciones a directores si se niegan a acatar las normas, pero tampoco las descartó. «Espero y deseo que todo el mundo cumpla la ley, no sé lo que pasará mañana, cuando pase lo que pase se tomarán las medidas que se deban tomar».

Para terminar, contradijo a los sindicatos en que el TIL no va en contra de la LOE y que «si alguien ha de decir que va contra la LOE, será un tribunal, que es el que nos marca las pautas».