El número de reclusos inscritos en los cursos de verano de la UNED ha aumentado un 45 % con respecto al 2012. Ayer por la tarde, el director de la UNED en Balears, Miguel Ángel Vázquez, hizo entrega de los diplomas a los participantes. De los cuatro cursos impartidos en el centro penitenciario, el de más éxito fue el de desarrollo de las habilidades personales. En él participaron 152 personas y dos de ellos fueron Climent Garau, exdirigente vecinal, y Bartomeu Vicens, político de UM, que también recogieron su diploma. En el taller de escritura y de relatos breves, donde la matrícula fue un poco menor, las 20 personas inscritas participaron en un concurso en el que se premiaban los tres mejores escritos. El catalán también fue protagonista, ya que se ofrecía la oportunidad de inscribirse en un curso de catalán elemental o en uno de «subsistencia», ambos en grupos de 20 personas. Aunque algunos reclusos han participado en más de un curso, las matrículas han ascendido a 232.

Después de la entrega de diplomas, en la que participó también Joan Rotger, vicepresidente de Cultura, Patrimoni i Esports del Consell de Mallorca, los asistentes pudieron merendar ensaïmadas, bizcocho y un vaso de zumo.