Estarellas, a primeros de mes, entrando en la sede del PP para una reunión sobre el TIL. | Joan Torres

112

El secretario autonómico d'Educació, Guillem Estarellas, dejó claro ayer que la aplicación del decreto para el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) a partir del próximo curso «no tiene vuelta de hoja» y sobre las huelga anunciada y las críticas al proyecto consideró que «es una reacción política».

Así lo declaró ayer en el programa El Faristol , de Àngela Seguí, en IB3 Ràdio, donde negó que el proyecto se ponga en marcha «deprisa y corriendo», ya que, según afirmó, «se han puesto todos los medios para su puesta en marcha» y aseguró que «no tenemos problemas de profesorado», dijo.

Recordó que la aplicación del TIL será «paulatina y ordenada», ya que empezará este curso por el segundo ciclo de Infantil, 1º, 3º y 5º de Primaria y 1º de ESO, y terminará en el año 2018.

En cuanto a las críticas que ha recibido este proyecto y al anuncio de huelga por parte de los docentes, declaró recibir estas noticias «con la prudencia y seriedad con que se han de recibir». Si bien, consideró que en un 99,9 por ciento es una reacción política indiscutiblemente».

Estarellas consideró que «siempre hemos sido dialogantes» con los sindicatos, «y dialogaremos al máximo para llegar a acuerdos, pero no podemos estar de acuerdo en que se nos pida la retirada de un proyecto que emana de un programa electoral» que las urnas han refrendado. «Eso no es viable», añadió, por lo que consideró que son los representantes de los trabajadores los que en realidad no quieren negociar.

Al respecto de la sanción a varios directores de Menorca insistió en que «los funcionarios tienen la obligación y el deber de acatar todas las normas» del Govern

En definitiva, se mostró convencido de que «no habrá sorpresas» este próximo inicio de curso.