Pulsa sobre la imagen para ampliar el gráfico "Compras de extranjeros en el sector inmobiliario" | Redacción Digital

12

Balears lideró el pasado año la venta a extranjeros de viviendas de más de un millón de euros, circunstancia que también se repitió durante el primer trimestre de 2013, principalmente por ser un destino que aglutina todo lo que el inversor residencial extranjero busca: seguridad, conectividad aérea, servicios y tranquilidad.

Los datos estadísticos del Consejo General Notarial de España y del Colegio de Registradores Inmobiliarios de España son más que coincidentes a la hora de analizar la evolución de las inversiones inmobiliarias de extranjeros a la hora de comprar una vivienda, especialmente si son de lujo.

Evolución

En el gráfico adjunto se aprecia la evolución habida desde 2007, fecha del inicio de la recesión técnica en el sector de la construcción y en el ámbito del desarrollo de nuevas promociones inmobiliarias, en la cual Balears y Málaga son las zonas que capitalizan el mayor número de operaciones de compraventa realizadas y con los precios medios más elevados.

Así, durante el pasado año se formalizaron en Balears 729 operaciones, con un valor medio de cerca de 1,1 millón de euros. Fuentes del sector inmobiliario balear, así como desde el Colegio de Registradores Inmobiliarios y del Colegio Notarial coinciden en señalar que el montante global de las operaciones de compra de viviendas de lujo en Balears pudo llegar a los 1.000 millones de euros.

Esta cifra es estimativa, más aún cuando la cantidad absoluta es difícil de poder cuantificar por la opacidad que hay en muchas operaciones de compraventa.

Los compradores extranjeros han tenido, en el caso de Balears, también una evolución en cuanto a la procedencia de las inversiones, puesto que los alemanes han sido sustituidos por británicos, rusos, nórdicos y centroeuropeos.

La fortaleza de la libra frente al euro y el especial atractivo para el mercado inversor inmobiliario ruso, son las principales causas que explican esta evolución al alza.

El Colegio de Registradores de España constata que la compra de vivienda por extranjeros es uno de los aspectos más destacados en el mercado inmobiliario español, más aún cuando el segmento de la vivienda de gama alta es el que mejor salida está teniendo, principalmente si está ubicado en el litoral y en zonas eminentemente turísticas, como sucede con Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera.

Todas las fuentes apuntan a que Balears es la zona más atractiva y que a lo largo de este ejercicio la cifra global de ventas irá en ascenso.

La venta media se sitúa en 1.080.000 euros, pero hay operaciones que superan los dos, tres y hasta cuatro millones de euros, dependiendo del tipo de vivienda, servicios, calidad de los materiales y zona en que se ubique.