Solomont obsequió con un abandeja de Estados Unidos a Bauzá. | Michel's

3

Alrededor de doscientos participantes en el congreso internacional que se celebra en Mallorca, organizado por el Serra’s International, asistió a la misa inaugural de la convención que presidió el obispo de Mallorca, Javier Salinas, en La Seu el cual recordó el eje central de este encuentro «sobre la promoción de una cultura de la vocación en la sociedad de hoy».

Serra’s International, fundada en 1935, cuenta con 18.000 socios de 46 países. Hasta Palma llegaron representantes de toda América Latina, Estados Unidos, China, Nigeria, España y numerosos países europeos.

Al término del oficio religioso, el obispo Salinas reconoció que «Serra es un personaje desconocido para los mallorquines, una figura difuminada en la historia y este congreso nos demuestra los efectos de su gran obra».

El embajador de EE UU en España, Alan Solomont, participó en la recepción posterior a la que acudió–junto con el resto de las primeras autoridades de Balears– el president del Govern, José Ramón Bauzá, al que obsequió con una bandera norteamericana que había sido izada en la delegación diplomática.

El acto concluyó con un concierto benéfico.