El conseller de Turisme, Carlos Delgado, en una foto de archivo. | Pere Bota

48

Un juzgado de Palma ha impuesto una multa de 240 euros en total a un ciudadano por sendas faltas de injurias y maltrato hacia el conseller de Turisme, Carlos Delgado. La sentencia considera probado que el acusado se encontró con Delgado y su mujer el once de enero de este año y que comenzó a aludir a la fotografía en la que el conseller aparecía con dos testículos de ciervo en la cabeza: «Te faltan los huevos en la cabeza, ¿dónde están los huevitos? Fascista, payaso» le espetó.

El acusado persiguió durante diez minutos a la pareja por avenida Argentina y varias calles de Santa Catalina. A la altura de la calle Caro, según declara probado la magistrada, el hombre hizo amago de adelantar al conseller y, cuando estaba a su altura le hizo una zancadilla, sin que Delgado llegara a caer al suelo. La situación se mantuvo hasta que el responsable de Turisme sacó el teléfono móvil y comenzó a grabar al ciudadano que le increpaba. Con esa grabación como base se presentó una denuncia por parte del conseller.

Falta

Los hechos desembocaron en un juicio de faltas en el que el acusado limitó lo ocurrido a que había llamado «payaso» al conseller. La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Palma, Piedad Marín, considera más sólida la versión de Delgado y de su pareja. Sobre el conseller señala: «Destaco, en tal aspecto que sólo por un sentido cívico solicita la tutela judicial, poniendo de manifiesto que la denuncia y su presencia en el juicio solo puede perjudicarle dado su cargo público». La sentencia califica de «absurdo» que si la versión del acusado fuera la buena y los hechos fueran tan inocentes, Delgado se hubiera tomado el trabajo de grabarlos.