0

El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB), ante el anuncio de la huelga indefinida de los profesores para el inicio de curso que viene, ha pedido hoy que no se utilice ni perjudique más la educación de los alumnos y que los padres puedan llevar a sus hijos a los centros educativos para evitar la pérdida de más horas de clase.

En un comunicado el IPFB hace un llamamiento al profesorado para que prime su responsabilidad educativa con los alumnos por encima de cualquier otra y a las familias para que lleven a sus hijos al centro escolar.

Considera que, si bien los sindicatos están en su derecho de convocar huelga, hay aspectos básicos que están por encima com trabajar -si así se quiere- y que los alumnos no pierdan clases.

Recuerda que a la situación económico-social tan grave que existe hay que sumar un persistente fracaso escolar que sitúa a Baleares desde hace más de veinte años «a la cola de España y Europa».

Para el IPFB «la huelga tiene motivaciones exclusivamente políticas, como denuncian otros sindicatos que no secundarán la huelga, y acarreará pérdidas económicas y deterioro de imagen en un momento en el que la comunidad autónoma necesita un esfuerzo de parte de todos para disminuir el fracaso escolar y el abandono temprano».

Alade que la pérdida de horas de clase y el retraso y la acumulación de materia en las asignaturas perjudicará directamente al alumnado produciéndose un posible aumento del fracaso escolar, «sin mencionar el gran perjuicio para los padres al principio de curso que verán complicarse su conciliación entre familia y trabajo».

Por todo ello el IPFB apela a la responsabilidad del profesorado y le pide «que no perjudique más la delicada situación del fracaso escolar con una huelga indefinida que perjudicaría a los alumnos y consecuentemente a sus familias».