Miquel Nadal saluda a Bartomeu Vicens durante una sesión del Parlament en el año 2008. | T. Ayuga

2

El juicio del ‘caso Can Domenge’ arrancará hoy en la Audiencia pero, con probabilidad, será suspendido casi de forma automática por el cambio de defensa de Maria Antònia Munar.

La expresidenta del Consell tendrá que formalizar ante la sala su renuncia. A partir de ahí se decidirá cómo y cuándo se continúa el juicio. También hay una petición de que toda la causa vuelva a instrucción para incluir el cohecho denunciado por Vicens.

Noticias relacionadas

En el banquillo se sentarán la exdirigente histórica de Unió Mallorquina (UM) Maria Antònia Munar, expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca, así como a otros tres exaltos cargos de la extinta formación política: el exvicepresidente insular Miquel Nadal y los exconsellers Bartomeu Vicens y Miquel Àngel Flaquer. Junto a ellos también están acusados Santiago Fiol, abogado asesor de Sacresa considerado «correa de transmisión» entre la empresa y el Consell, y el propietario de Sacresa, Román Sanahuja.

El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares será el encargado de juzgar a los seis acusados en este proceso judicial, plasmado en más de 7.000 folios de sumario y otros tantos de expediente administrativo relativos a la venta de los terrenos palmesanos a Sacresa por treinta millones de euros, la mitad de su valor en el mercado y de lo que ofrecía la empresa querellante Núñez y Navarro.