Los campamentos de verano del Govern se llevan a cabo en La Victòria, en Alcúdia. | Teresa Ayuga

3

Cerca de 500 niños se han quedado sin plaza para los campamentos de verano que organiza el Govern a través del Institut Balear de la Joventut. Ante este aumento de demanda, el Ejecutivo ampliará la oferta para este año, según explicó la responsable del Institut, María José Frau.

Uno de los motivos por el cual muchos niños se han quedado sin plaza es que este año Cort ha eliminado los campamentos de verano, ya que el Govern no ha reducido la oferta en relación a años anteriores. Frau reconoció que éste era una de las causas, de modo que toda la demanda se ha centrado en una sola institución. Por esta razón, el departamento que dirige ya está trabajando para ampliar las plazas.

Precisamente la semana pasada, el regidor de Més en el Ajuntament de Palma, Antoni Noguera, denunció que «680 niños se quedarían sin campamentos de verano por primera vez en 27 años». Sin embargo, la titular de Joventut de Cort, Esperanza Crespí, negó la acusación y explicó que se había cambiado el sistema. En concreto, el Ajuntament dará 15.000 euros en subvenciones a las entidades que organizan campamentos, frente a los 300.000 euros que destinó el año pasado para contratar a una empresas que los organizaba.

Por su parte, el Govern aporta una subvención de 20.000 euros para los campamentos. Hay cuatro turnos con una capacidad total para 200 niños, que aportan 100 euros cada uno. Ahora, el departamento de Frau trabaja para intentar doblar las plazas ofertadas.