El presidente del Govern, José Ramón Bauzá. | Redacción Local

89

«Este Govern merece la confianza de los ciudadanos de Baleares, porque vamos por el buen camino, adoptamos las decisiones correctas y estamos haciendo las cosas bien, como corroboran los datos y los resultados obtenidos», ha afirmado el jefe del ejecutivo autonómico, José Ramón Bauzá.

Bauzá ha defendido su acción de gobierno «en el ecuador de la legislatura», una vez se ha «puesto orden en las cuentas públicas de Baleares», en el transcurso de un acto celebrado en Alaior para homenajear a los cargos públicos y afiliados con más de 25 años de militancia.

«Cuando accedimos al gobierno de la Comunidad Autónoma -ha destacado- no había ni presupuestos aprobados, sino prorrogados, se debían miles de millones de euros a proveedores, porque aquí no se pagaba a nadie, y era preciso reducir el déficit. La deuda en Baleares que el anterior Govern del Pacte halló en 1.780 millones la aumentó hasta los 6.160 con las inversiones silenciosas que ahora debe pagar el actual gobierno autonómico».

El presidente del ejecutivo balear ha señalado: «En catorce meses hemos puesto orden en la administración y hemos eliminado 113 empresas públicas, porque nos encontramos con la comunidad autónoma con mayor número de empresas por habitante».

«Este gobierno merece la confianza porque -ha indicado- lleva seis meses consecutivos en los que bajan las cifras de paro, y cuando conozcamos las de mayo serán siete meses; porque generamos empleo, con 26.000 nuevas afiliaciones a la Seguridad Social, porque desciende el paro interanual, porque aumentan las contrataciones, porque los autónomos se han incrementado en 2.415 inscritos, porque las exportaciones han aumentado un 17 % y el número de visitantes extranjeros ha aumentado un 10 %, y todo esto no se produce de forma espontánea».

Según Bauzá, «contrariamente a lo pronosticado», el archipiélago cerró el primer trimestre de 2013 con un superávit del 0,4 %, «y el informe del BBVA confirma las buenas expectativas de la economía balear».

El líder regional del PP ha proclamado que los ciudadanos «manifestaron con claridad que querían cambios y reformas» y su Govern está respondiendo «con decisión y valentía, con un programa de gobierno claro cuya prioridad es la creación de empleo, la reactivación económica y atender las demandas sociales», para lo que se ha «triplicado el presupuesto en prestaciones básicas y renta mínima de inserción».

En su intervención, Bauzá ha efectuado una firme defensa de la elección de la lengua de escolarización por parte de los padres de alumnos: «A alguien le incomoda que se pueda elegir en libertad, pero esta es la opción y la decisión del Partido Popular».

«Los padres -ha recalcado- deben poder elegir en libertad la primera lengua para sus hijos; han de ser los padres quienes elijan, no los profesores ni los directores; que elijan lo que quieran, porque al final del proceso educativo los alumnos habrán aprendido las dos lenguas y un tercer idioma, que es el inglés. Así conseguimos personas mejor formadas, y con más sentido en Baleares, donde vivimos del turismo».

Bauzá ha subrayado que «los porcentajes catalán-castellano no importan, lo que importa es que los padres puedan elegir; el éxito es elegir; el éxito o el fracaso no es el porcentaje de quienes escogen el castellano o el catalán, el éxito de este gobierno es la libertad frente al fracaso de la imposición y la obligación del anterior Govern del Pacte».