1

El 22% de la población de Palma sobrepasan los 55 decibelios de ruido por la noche, es decir, 20 puntos más de lo permitido. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen de los estudios complementarios que ha elaborado Cort para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma. Por el contrario, el 78% de los palmesanos soportan niveles inferiores a los 55 decibelios; lo permitido son 35 decibelios (30 en los dormitorios) pero en el citado documento no se indica cuántas personas no tienen que aguantar más ruido del permitido. El estudio expresa su preocupación por el 1% de los habitantes que sufren niveles de ruido nocturnos por encima de los 65 decibelios. Durante el día el 4% de los palmesanos sufren más de 70 decibelios; sólo el 13% están por debajo de los 65 decibelios durante el día.

Zonas

Fuentes municipales que han trabajado en la elaboración del citado documento explicaron que zonas como Avingudes, las que se encuentran próximas a la vía de cintura o las calles Manacor, General Riera, Eusebi Estada, Ramon i Cajal, Espartero y Marqués de la Sènia (estas calles superan los 70 decibelios por la noche) están acústicamente contaminadas y se tendrán que tomar medidas. Sin embargo, esto no será posible hasta que Palma no tenga aprobado el Mapa de Ruidos que zonifique la ciudad.

Las medidas que tendrá que tomar el Consistorio irán en función de cada zona. Por citar algunos ejemplos, en Avingudes -donde se superan los 75 decibelios de día y los 70 de noche- podrían tomarse medidas como cambiar el asfalto, plantar más árboles o reducir la velocidad.

El Mapa de Ruidos, que tendría que estar aprobado desde hace dos años, también tendrá incidencia en el ámbito urbanístico. Así, Cort no podrá dar la licencia de obras si el proyecto arquitectónico no garantiza que se superen los niveles de ruido permitidos.

El principal causante de la contaminación acústica en Ciutat es el tráfico. Por ello, en los alrededores de la vía de cintura se superan los 75 decibelios en todos los periodos de evaluación. En el Passeig Marítim también se registran niveles de ruido muy elevados: por el día se superan los 75 decibelios y por la noche los 65 y en algunos casos hasta los 70 decibelios. Fuera del núcleo urbano los niveles de ruido se reducen de forma considerable.