Rafael Bosch, en una imagen de archivo. | ultimahora.es

55

Menos de un mes después de que fuera destituido como conseller d’Educació, el president del Govern, José Ramón Bauzá, ha decidido recolocar a Rafael Bosch pero no lo ha hecho en la Conselleria que dejó el 2 de mayo sino en la Conselleria d’Economia, en manos del nuevo conseller Joaquín García. Su sueldo rondará los 46.000 euros anuales.

El nuevo cometido del ex conseller estará vinculado parcialmente con algunos de los trabajos que desempeñaba en Educació ya que se encargará de asesorar al conseller en la relación entre formación y prácticas en las empresas, a través de dos programa de formación del alumnado que el Govern quiere potenciar al máximo.

Experiencia

Fuentes del Govern aseguraron ayer que el fichaje de Bosch como asesor se debe a su acreditada experiencia en la materia de su época como conseller, en la que hizo especial hincapié en la formación profesional como vía de salida laboral para los estudiantes.

Las mismas fuentes aseguraron además que la decisión de fichar a Bosch partió del propio conseller, aunque la realidad es que el president del Govern ha avalado la contratación de Bosch como asesor de García.

Bosch dejó el Govern este mes, tras una remodelación que además provocó la salida de Simó Gornés, en Administracions Públiques, y de Josep Ignasi Aguiló, en Vicepresidència.