Pulsa sobre la imagen para ampliar el gráfico "Comparativo entre déficit y aportación a solidaridad. | Redacción Digital

21

Balears podría cerrar este año sus cuentas con un superávit cercano al 3 % del PIB si todas las comunidades autónomas recibieran el mismo dinero per cápita del Gobierno central. Son estimaciones realizadas a partir de los datos de 2011, último año con cifras oficiales aportadas por el Gobierno.

Ese año, la Comunitat firmó un déficit del 4 por ciento, es decir, gastó 1.000 millones más de los que tenía. Con una financiación simétrica para todas las comunidades, el descuadre habría bajado del 4 al 0,95 por ciento. Dicho de otro modo: unos 250 millones de euros.

Este es uno de los argumentos que se emplearán para pedir más flexibilidad en el cumplimiento del déficit de este año. Todo apunta a que quedará fijado finalmente en el 1,2 por ciento, pero el Govern pedirá un margen más elevado, al menos de forma transitoria hasta que se firme un nuevo modelo de financiación.

Solidaridad

El modelo actual obliga a Balears a aportar este año 811 millones de euros a los distintos fondos que se reparten las comunidades autónomas. El año pasado, la aportación a estos fondos fue de 589 millones de euros y el desfase de las cuentas de Balears, el déficit, fue del 1,83. En el caso contrario está Extremadura: recibió 1.149 millones extra gracias a los fondos de solidaridad y logró firmar un déficit del 0,7 por ciento. Extremadura es una de las que se oponen a las peticiones de «déficit asimétrico» que reclama el Govern de forma transitoria. En 2011, con la misma financiación que otras autonomías, es decir, sin fondos de solidaridad, su desfase real habría llegado al 8,45 por ciento frente al 4,59 que tuvo.

El próximo mes de junio se celebrará una nueva reunión entre el Gobierno y las comunidades -y hoy Bauzá se reúne con sus 'barones'- en la que se decidirá si hay o no déficit asimétrico. En la misma línea que Balears se encuentran algunas comunidades autónomas del PP, como Murcia y Valencia, otra de las autonomías a las que perjudica el actual sistema de financiación. En la misma línea están Asturias, Andalucía y Catalunya, donde no gobierna el PP.

Más información en página 6