0

El Grupo Municipal PSIB-PSOE pretende que el Ayuntamiento de Palma se manifieste en contra de la imposición del uso del casco para ciclistas en todos los desplazamientos urbanos como ha hecho la Red de Ciudades por la Bicicleta y otros muchos municipios.

El PSOE insta al equipo de gobierno a diseñar un plano de vías para que los ciclistas puedan circular contra-dirección en las calles con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora, tal y como permitirá el nuevo Reglamento de Circulación.

Además reclama a Cort que cumpla los acuerdos adoptados a propuesta del PSIB-PSOE para intentar evitar el robo de bicicletas.

Los socialistas han presentado hoy diversas iniciativas para fomentar el uso de la bicicleta como transporte público, garantizando la preeminencia de la bici como vehículo a proteger y aumentando su visibilidad la ciudad.

Por ello, una de las propuestas más destacadas es que Palma se manifieste en contra del uso obligatorio del casco para ciclistas, ya que «en ciudad ha provocado efectos incompatibles con la promoción del uso de la bicicleta y ningún país europeo ha adoptado esta medida», según el portavoz adjunto del PSIB-PSOE en el Ayuntamiento, José Hila.

«¿Qué es más seguro circular con casco por la calle Aragón o circular sin casco por el carril bici de Jacint Verdaguer?», ha preguntado.

El concejal socialista ha querido ejemplificar la contradicción de una medida que estima que «lejos de solucionar el problema, reducirá el número de ciclistas y, por tanto, la visibilidad y la seguridad de los usuarios de la bicicleta».

José Hila ha advertido de las consecuencias negativas de la introducción del caso obligatorio en Palma: «La reducción del número de ciclistas que circulan diariamente por la ciudad y de usuarios del servicio de bicicleta pública Bicipalma».

En este sentido, el PSIB-PSOE insta al equipo de gobierno a defender la reciente ordenanza ciclista de Palma, en la que se establece el uso obligatorio del caso para los menores de 8 años y se recomienda circular con él y con chaleco o indumentaria de alta visibilidad.

En este sentido, se manifiesta también la Red de Ciudades por la Bicicleta, que propone «mantener la actual legislación, ya que los estudios actuales no demuestran que el uso del casco represente una reducción de los accidentes o muertes por lesión craneoencefálica.

Añade que sin embargo sí reduce el número de ciclistas que usan la bicicleta como medio de transporte, y «con esta reducción de usuarios disminuiría la seguridad de los ciclistas», entiende.

Hila ha explicado que «está comprobado que cuantos más ciclistas circulen, mayor es su seguridad, de lo que se desprende la necesidad de poner en práctica políticas que fomenten el uso de la bici. Se propone mantener la obligatoriedad del uso del casco en vías interurbanas y en vías urbanas que sea de uso voluntario, aunque recomendado».

Además, los socialistas instan al equipo de gobierno a permitir la circulación de las bicicletas en contrasentido en aquellas calles con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora, situación en la que se encuentran la mayoría de calles que cuentan con un solo carril de circulación por sentido.

El objetivo es favorecer la seguridad de los ciclistas y que sean más visibles para los conductores de vehículos de mayor tamaño.

A los problemas que puede acarrear la puesta en marcha de las nuevas normas del Código de Circulación que afectan a la bicicleta, el PSIB-PSOE lamenta «la falta de interés del Ayuntamiento ante los continuos robos de bicicletas sufridos por muchos ciudadanos de Palma».