0

El grupo parlamentario socialista propone al Govern balear la aprobación de una renta básica para los más de 60.000 desempleados de Baleares que no perciben ningún tipo de prestación económica para que puedan «vivir con dignidad».

Actualmente, hay en las Islas un total de 61.247 personas sin subsidios, 8.300 más que hace dos años. Esta cifra representa que el 42% de los demandantes de empleo no obtiene ninguna ayuda por parte de la Administración, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), a los que se han referido los socialistas este lunes.

La propuesta de ampliar la renta básica será defendida este martes en una interpelación que presenta el PSIB en el Pleno del Parlament, ante las cifras «muy graves» que arrojan los datos del paro, que sitúan la tasa de desempleo juvenil del 60,9% en el archipiélago balear, tres puntos por encima de la media española.

La portavoz socialista, Francina Armengol, que ha comparecido en rueda de prensa junto a la diputada Joana Barceló, ha lamentado que el Ejecutivo de Bauzá «sea incapaz de tomar decisiones para revertir la situación dramática de 169.000 parados» que hay en la comunidad, lo que, en su opinión, representa «un fracaso absoluto» de las políticas económicas del PP.

Derecho básico

Por su parte, Barceló ha explicado que el objetivo es ampliar el número de perceptores de la renta a la que actualmente «es difícil de acceder» ya que, según ha dicho, «está ligada a la voluntad del Gobierno de dotar de recursos económicos dicha partida».

«Nosotros creemos que debería ser un derecho básico más que un trámite administrativo», que es como está planteada la ayuda actualmente, ha indicado la diputada socialista.

La aprobación de una renta para las personas sin prestación es una de las medidas que plantean desde el PSIB para atajar la actual situación de crisis, que se enmarcaría en un plan de acción «compartido», con agentes sociales y económicos, para luchar contra el desempleo juvenil y los parados de larga duración, principalmente, los mayores de 52 años, que suponen ya el 20% del total que desempleados -10.900 personas que llevan más de un año en las lista del SOIB-.

MÉS cree que Bauzá debería pedir disculpas

En esta misma línea, se ha pronunciado el grupo parlamentario MES que ha emplazado al Govern a aprobar un plan de choque contra la situación de paro y de pobreza que se vive en Baleares, al tiempo que ha criticado que la respuesta del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante los datos que muestra al EPA sea la de pedir «paciencia» a los españoles.

«Un 60% de los jóvenes está en paro, la tasa de desempleo se eleva al 28%, son cifras, según Alorda, para que el jefe del Ejecutivo balear, José Ramón Bauzá, «pida disculpas» por haber dicho -al inicio de la legislatura- que si no bajaba el paro era responsabilidad suya.

Esta situación hace que haya que tomar algún tipo de medida; «elecciones anticipadas, aprobar un plan de choque, cerrar un pacto entre todos los grupos», ya que «estamos en un momento álgido de la crisis, que no puede pasar desapercibido», ha apostillado el diputado econacionalista.