Josep Ignasi Aguiló, en una imagen de archivo. | Archivo Uh

20

El vicepresidente económico, de Promoción Empresarial y Empleo, Josep Ignasi Aguiló, ha descartado hoy que se vaya a postergar la puesta en marcha de los nuevos impuestos, entre ellos el que pesará sobre los envases, coches de alquiler y grandes superficies.

«No hay posibilidad de retrasarlos, están en el presupuesto y por lo tanto forman parte de las necesidades de la comunidad autónoma», ha precisado Aguiló en declaraciones a los periodistas antes de participar en la asamblea de la Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos (FEBEA) que se desarrolla hoy en Palma.

Ha señalado que los nuevos impuestos responden a una reforma tributaria y a una necesidad de abaratar el sistema fiscal de la comunidad autónoma.

«Esta necesidad debe continuar adelante, hemos de pensar que la flexibilidad del objetivo del déficit no es una relajación, es demostración de que somos capaces de salir adelante con una cuentas más sanas, dentro de un proceso de reformas estructurales que nos puedan dar seguridad», ha señalado Aguiló.

Noticias relacionadas

El vicepresidente económico se ha referido de esta manera a la posibilidad de suspender la aplicación de los nuevos tributos si se llegara a flexibilizar el objetivo del déficit por parte del Gobierno central.

Déficit

Aguiló ha precisado que en la reunión que representantes del Govern y de las demás comunidades autónomas mantendrán hoy con el Ministerio de Hacienda, Balears defenderá que las regiones que tienen peor financiación puedan tener mayor margen en materia de déficit.

«Es un logro que podemos y tenemos la capacidad y la autoridad necesaria para hacerlo ya que el esfuerzo en 2012 ha sido muy importante y hemos demostrado que somos capaces de hacer lo que toca hacer para que las cuentas públicas estén saneadas de forma permanente y total», ha destacado.

Aguiló ha precisado que el actual sistema de financiación autonómico tiene algunas características que «anclan en el pasado» a las comunidades.

«El coste efectivo de las transferencias cuando se realizó lleva a que este sistema ponga las cosas más difíciles a unas comunidades que a otras y, por lo tanto, lo que es importante es que los esfuerzos se hagan de forma proporcional a cada una de ellas», ha resaltado.

En relación a las previsiones de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) que augura que el déficit público de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares se situará este año entre el 3,1 y el 3,4 % de su producto interior bruto (PIB), Aguiló ha resaltado que este estudio es un análisis de «tipo muy pesimista».

En este sentido ha recordado que el pasado año la Fedea dijo que Baleares incumpliría el objetivo de déficit con un 4,2 % y finalmente la comunidad cerró 2012 con un 1,83 %.

En opinión de Aguiló, a medida que vaya avanzando el año este grupo de profesores universitarios que realizan el informe en base a datos publicados se irán pronunciando de forma diferente.