Estadísticas de los jugados de lo social de Balears. Ampliar Gráfico. | Redacción Digital

3

Los jueces de lo Social de Balears tienen sobre la mesa casi 9.000 conflictos laborales pendientes de resolver (8.889) acumulados a lo largo de 2012, un 13,7 por ciento más que en 2011, que finalizó con 7.824 asuntos, según los datos aportados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a los que ha tenido acceso Ultima Hora.Las reclamaciones de cantidades (4.326) representan la mitad de los casos que esperan una resolución de los jueces, seguidos por los despidos (2.189) y pleitos con la Seguridad Social (1.419).

La crisis económica ha incrementado de manera notable los índices de litigiosidad en Balears relacionados con conflictos colectivos, despidos, reclamación de cantidades, Seguridad Social, accidentes de trabajo, prevención de riesgos laborales, impugnación de actos administrativos en materia laboral, derechos fundamentales y libertades públicas, entre otros.

Saturación

Los seis juzgados de lo Social de las Islas, cuatro en Mallorca, uno en Eivissa y uno en Menorca, están al límite de su capacidad para resolver los asuntos que diariamente entran en esa jurisdicción, pese al esfuerzo de los jueces y funcionarios. Al finalizar 2012, se habían resuelto 5.733 asuntos. Con respecto a los actos de mediación intrajudicial (las partes se someten a la intervención de un tercero imparcial que actúa como moderador), sin acuerdo finalizaron 813 asuntos y con acuerdo, 194.

Asimismo, al finalizar 2012 habían en los juzgados de lo Social 7.045 casos de conciliación en los que interviene el secretario judicial, que resolvieron 4.103.

La pendencia de asuntos preocupa a los sectores relacionados con la conflictividad laboral, aunque con matices. Según ha señalado en varias ocasiones el Tribunal Superior de Justicia e Balears en sus informes de la actividad anual, la cifra final no resulta de sumar expedientes registrados más los acumulados, sino que influyen tanto la reapertura de asuntos que no estaban pendientes como el archivo de los que permanecían en trámite.

Según ha explicado el juez decano de Palma, Francisco Martínez, «no es lo mismo un fallo que el juez debería haber dictado en los plazos reglamentarios previstos, que otro pendiente de trámite o que esté fase de juicio, por ejemplo».

La avalancha de asuntos relacionados con la conflictividad laboral en Balears no obstante, hace imprescindible reforzar la jurisdicción de lo Social, según opina el juez decano y también abogados especializados en Derecho Laboral.