Orizonia presenta un ERE que afecta a 2.329 trabajadores

| Palma de Mallorca |

Valorar:
preload
Un grupo de trabajadores de Orizonia protesta frente a la sede del grupo, en el Parc Bit de Palma.

Un grupo de trabajadores de Orizonia protesta frente a la sede del grupo, en el Parc Bit de Palma.

18-02-2013M. À. Cañellas

El grupo turístico Orizonia, en preconcurso de acreedores, presentó ayer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante la Dirección General de Empleo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que afecta a toda la plantilla: 2.329 trabajadores.

Tras las conversaciones mantenidas con los sindicatos, el grupo ha informado de que su prioridad ha sido conservar «el mayor número de puestos de trabajo» y que a partir de este momento se abre el periodo de consultas con los representantes de los trabajadores.

La dirección de Orizonia confía en que se alcance una resolución «que facilite a los trabajadores afectados un acceso más ágil y rápido a las prestaciones que les correspondan», según un comunicado divulgado hoy.

Los 2.329 empleados son los que figuran a día de hoy en la plantilla de Orizonia después del acuerdo firmado con Barceló, que absorberá 900 trabajadores con la compra de 157 agencias de viaje Vibo y la filial portuguesa de la aerolínea Orbest.

Otros 700 empleos han sido asumidos por Globalia al hacerse cargo de Luabay, la división hotelera del grupo, mientras que alrededor de 300 contratos temporales se han extinguido y también ha habido «numerosas» bajas voluntarias, que han sido absorbidas por otras empresas del sector, indicaron fuentes sindicales.

Tras una primera reunión que han mantenido, dirección y sindicatos se han dado cita el 15 de marzo para comenzar a negociar las condiciones del ERE, a la espera de que tres días después, el 18, la empresa presente formalmente el concurso de acreedores, según esas fuentes.

Para los representantes de los trabajadores la prioridad en estos momentos es cobrar la nómina de marzo y, en este sentido, se han mostrado esperanzados ya que aseguran que la empresa les ha trasladado que disponen de 10 millones de euros correspondientes a derechos de cobro de facturas vendidas al fondo de inversión D.E. Shaw.

Fuentes de UGT indicaron que en cuanto se presente el concurso pedirán al juez que «se regresen» esas operaciones porque entienden que, en virtud de la ley concursal, el cobro de nóminas es un derecho preferente.

Orizonia anunció el cierre a sus trabajadores el pasado 18 de febrero tras frustrarse el proceso de venta a Globalia por las objeciones planteadas por la Comisión Nacional de Competencia

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.